martes, 5 de octubre de 2010

Mazinger Z no existe.

“MAMÁ, MAMÁ, ¿por qué no tienes tú también ese culo?”, pregunta Alicia mientras señala con el dedo a una modelo que posa en biquini. Su madre y yo estábamos cotilleando las revistas de moda cuando la niña –que apenas tiene seis años, ¿no tendría que estar viendo “Bob Sponja”?– se pone a charlotear con nosotras. “Mira hija, es que ese culo no existe”. Y a la pequeña, que ha puesto cara de “que-ya-no-soy-un-bebé-no-me-engañes”, es imposible hacerle entender qué es eso del Photoshop y el retoque digital de fotografías. Si lo veo es porque de verdad existe. “Y yo lo tendré así cuando me salgan tetas”, finiquita.

Recuerdo esta conversación de verano mientras me rompe el alma una de las secuencias del documental “Loving Sophia”, la poderosa e intensa historia de una joven prostituta drogadicta en Israel. Es noche cerrada. Sophia llora dentro de un coche. Acaba de tener una mala experiencia con uno de sus clientes. “Borracho. ¡Borracho hijo de puta!” aúlla desesperada. “¡Más al fondo!, ¡más al fondo!, no paraba de decirme”.

Ahogada en llanto, se asfixia al intentar respirar y mira a la cámara como si fuera ella quien tuviera que pedir perdón. “¡Mi garganta acaba ahí! ¡Mi garganta acaba ahí! ¿Es que no se da cuenta?”. Sophia se hunde en el asiento del vehículo mientras sigue sollozando. “¿Sabes lo que haré? Algún día me iré a esas revistas eróticas y les daré una paliza a los editores. Porque son la razón de que algunos hombres nos traten así”.

La publicista británica Cindy Gallop está convencida de que esas actitudes se producen porque hay toda una generación de chicos y chicas que están creciendo convencidos de que el porno –esa cosa gratis, accesible y anónima que se pueden descargar de internet– es el sexo del mundo real, igual que la hija de mi amiga cree que los culos de las revistas son los culos del mundo real. El porno les dice qué es lo que les tiene que gustar a ellos y qué es lo que nos tiene que gustar a nosotras.

Pero puede que sí, o puede que no sea así. Y, de paso, está creando toda una generación de jóvenes acomplejados porque ni se mueven ni miden ni aúllan como lo hacen los actores de una de las industrias más rentables del mundo.


P. D.: Para minar esos mitos, Cindy ha creado la página www.makelovenotporn.com –haz el amor, no el porno–, donde pide las sugerencias de los visitantes ¿Qué es porno y qué es realidad? Ejemplo: según el porno, ninguna mujer tiene pelo ahí abajo. La realidad… bueno, la realidad ya la sabéis.

*Carme Chaparro para Mujer Hoy.
¿Y vosotras que opináis?
Edito porque blogger no me deja ponerlo en comentarios:
Pues yo opino que empezamos por Mazinger Z, seguimos con Betty la Fea, Gossip Girl, Mujeres Desperadas y acabamos con la pelis porno. Después resulta que nos deprimimos y somos tremendamente infelices porque no tenemos superpoderes, ni acabamos convertidas en una chica espectacular, con una casa preciosa, un tipazo de muerte y un marido guapísimo y riquísimo al que hacemos tremendamente feliz y él nos adora.
Las pelis están fenomenal para evadirnos durante un rato (igual que los libros) pero no para tomarlas como una meta a conseguir. Cuánto daño han hecho esas series norteamericanas donde en media hora daba tiempo a portarse mal y cometer errores, entrar en razón y que todos te perdonarán y tan felices.
"Efecto cocina-salón " lo llamo yo, porque es como esas casas que tienen una cocina enorme y preciosa en la misma estancia que un maravilloso salón presidido por un magnífico sofá blanco impoluto.... y siempre me he preguntado y cúando frían sardinas cómo harán??
Pues eso: no comer.
V*

21 comentarios:

isabel dijo...

Jo!!, me has puesto los pelos de punta...uff. que pobre!!
Mira este tipo de gente ha habido siempre..mucho antes de tener el porno tan accesible. Los violadore, los acosadores, los pederastas..gente enferma!!. Ha habido siempre.Pero en fin!!, No se si se podria acabar con esto. Yo, l verdad que personalmente, siempre me he topado con gente que ha hecho el amor.
buen post
muuaksss

SISTERS AND DRESSES dijo...

Un caso tremendo, aunque yo pienso que el artículo habla de que verdaderamente MAZINGER Z NO EXISTE!!! Hasta que punto nos creemos todo lo que vemos, de que modo nos influye todo este mundo retocado en el que vivimos y que muchas veces, como a los niños, se nos olvida de que eso es ficticio.

Alejandro EscaparateModa dijo...

Vaya, ese caso me ha puesto la piel de gallina, qué fuerte...

No he visto el documental, pero tiene una pinta genial.

Un Saludo!

the healthy ghost dijo...

Dios! Qué impotencia!
Un beso.

señorita mandarina dijo...

joder q fuerte, me pone asta de mal humor estas cosas, como puede haber personas tan insensibles.. y ya no se hace el AMOR??? y lo peor es q esto es solamente el principio :(

aitzi dijo...

Eso a existido siempre!!
Tendrian que hacer algo no se quien la verdad pero parar la degradacion de las personas que practican ese trabajo.

Besos

aitzi

mªangeles dijo...

estoy totalmente de acuerdo con lo del porno, los hombres a veces son tan cortos¡ y luego bien que nos dicen que las cosas que pasan en las pelis romanticas no existen, y en las porno si? anda ya.

Rbk* dijo...

Qué angustiosa es la realidad en la que vivimos, me has puesto el pelo de punta
http://ladybeautydiary.blogspot.com

Bambú dijo...

V,me alegra verte en esta línea. Me alegra, porque comparto con vosotras algo más que el gusto por la ropa. Sabemos que esas series, películas, historias son para entretenernos, pero no todos los días estamos fuertes, no todos los días lo tenemos claro y a veces caemos en las comparaciones y distorsionamos la realidad. A veces somos nosotros. Pero otras hay algo malintencionado en toda esta fachada: el ocultar la verdad, la de la gente de la calle, que cocina sardinas y que tiene un trasero NORMAL...

Muchos besos guapa!

Pirotessa dijo...

Uf! Para empezar el día...es muy duro.

http://pirotessasblog.blogspot.com/

nieves gijon dijo...

ya veo que sois lectoras de mujerhoy , lo que me sorprende gratamente es que publicais los mismos articulos que a mi me llaman la atencion.
salu2 nieves gijon

a mi aire dijo...

Madre mía, me has dejado alucinada con esta historia. Ahora, tienes toda la razón.

Bss

noelia dijo...

Genial post!y genial artículo de Carme.
bikiñosss!!!

nee* dijo...

El photoshop sí, deforma la realidad, y supongo que es difícil de explicárselo a un niño, porque como lo ven...lo creen. Pero el porno? vale que no he visto películas de este tipo pero realmente transforma la realidad como el photoshop?? Como no he visto no lo se así que prefiero no opinar al respecto.
Muy interesante el post!

señora Allnut dijo...

pues éso, que Mazinger Z no existe, ni Afrodita A tampoco! Las expectativas de la gente que crece viendo mundos irreales luego son así de irreales. Me ha hecho una gracia tremenda lo de la cocina-salón, porque me parecía lo mismo, que ahí no se cocinaba jamás: como dice mi madre, ¿quién limpia todo éso??. (como esas mesas de comedor instaladas sobre una alfombra clarita monísima, juas!, ¿quién va a comer ahí?)
En fin, que ya vale de tanto cuento!
besos

SISTERS AND DRESSES dijo...

Nieves, lo suelo leer a la hora del café, me gusta comentar aquí lo que me llama la atención, así de paso también lo comento con la sister, y es que últimamente los de Carme Chaparro, son geniales!!!

Me alegro de que os haya gustado tanto como a mi, a veces ver tanta perfección alrededor hace perder de vista que eso que nos quieren vender, no es real.

B*

Lorena dijo...

Que artículo tan bueno y tan cierto.
Gracias por compartirlo....

Bienve dijo...

Creo que es la primera vez que comento pero vuestros politicamente incorrectos se están convirtiendo en mis post favoritos..aunque me encantan vuestros modelitos eh!
Seguid así

SISTERS AND DRESSES dijo...

Bienve, gracias por tu comentario, me alegra que te gusten, porque algunas veces pienso que os voy a aburrir....

B*

abrocheymoche dijo...

¡Vaya!
Me ha encantado esta entrada.
Comento muy pocas veces, pero en fín. Esta ocasión lo merecía.
SALUDOS.

Susana dijo...

No suelo leer Mujer Hoy, pero adoro la selección que haces de los artículos de esta publicación.
Gracias por compartirlo.
A DIos gracias, la vida es muy distinta de las películas, ..etc.
Bsss