viernes, 17 de septiembre de 2010

Y EL PEOR INSULTO ES.....

De su boca salía un torrente descontrolado de insultos. De estúpida a imbécil. El hombre se desgañitaba, chillando hasta ponerse colorado cualquier palabra que le permitiera seguir mofándose de la mujer. A su alrededor, había creado un corrillo de público expectante. Ella no le oía. Afortunadamente. Su pecado, para nuestro hombre-insulto, era no haber pitado un penalti que le habían hecho a su hijo de ocho años. En el fútbol. ¡Esa cosa de hombres!

Y tenía que ocurrir. De repente, él se quedó mudo. Rebuscó en su cerebro y no fue capaz de encontrar una nueva afrenta para la mujer. Pero había creado tanta expectación que no le quedaba otra que terminar su circo con el insulto de los insultos, y cerrar así una actuación memorable. La encontró. Y la soltó. Fea. ¡FEA! Para él, eso era lo peor que podía decirle a aquella mujer. Y parece que acertó, porque sus vecinos de asiento, incluídas las madres de otros niños del mismo equipo, le dedicaron un gran aplauso final a ese hombre sesentón y regordete, que llevaba el cinturón a la altura del sobaco, y tenía cuatro pelos raídos en la cabeza.

¿Es que el peor insulto que podemos recibir las mujeres tiene que ver con nuestro aspecto físico? Se lo conté un día a a un amigo y decidimos experimentar. La ocasión llegó con un pequeño choque de tráfico. Nada importante, sólo chapa. Mi amigo y el conductor contrario, que resultó ser una mujer, empezaron a ponerse nerviosos y a discutir. Lo típico: Yo llevo la razón, Cómo te atreves, A ti te dieron el carné en la tómbola... Entonces él se lo soltó de golpe: Fea, pero mira que eres fea. ¿Cómo puedes ir así por la calle?, le dijo a la mujer. Y ella, se lo juro, se echó a llorar.

La misma reacción, pero sin llantina, la tuvo otra mujer a la que llamó gorda cuando estábamos en la cola para entrar al cine. (Perdón a las dos, era sólo un experimento). Yo también lo probé. Feo, le dije a un hombre (que, por cierto, lo era, y bastante), en una pequeña discusión provocada también por un incidente de tráfico. Y... ¿adivinan qué? Pues el tipo se partió de risa en mi cara. ¿Feo? ¿Pero eso qué es niña? Feo. Venga, vuelve al cole. Ja, ja, ja.


P. D.: Mal vamos las mujeres si un fea aniquila nuestra autoestima. ¿Lo que nos queremos a nosotras mismas aún depende de lo que piensen los demás sobre nuestro aspecto? Como repite una buena amiga: todas deberíamos ir con la cabeza alta, presumiendo de la reina que llevamos dentro.
*CARME CHAPARRO PARA MUJER HOY


Me ha gustado tanto el artículo que no me he podido resistir a enseñároslo. Y es que, aunque parezcamos fuertes y enfrentemos el día a día como unas verdaderas superwoman, somos humanas y tanta tele, revista, publicidad..... bombardeándonos día y noche, nos hace mella.
Porque, por un lado nos venden un día fotos de chicas estupendas con curvas y, en la página siguiente, todos los meses, un desfile precioso de chicas de dieciocho años delgadas como alambres; porque enciendes la tele y te venden unas riquísimas galletas para tu hora del té y, al minuto siguiente, unas barritas milagrosas que te dejarán como una sílfide y te arreglarán la vida .....

Y aún sabiendo todo ésto, que tire la primera piedra la que en mayo no se compra la última revolución en cremas anticelulíticas que, por cierto, anuncia una modelo a la que le hace falta un buen cocido entre pecho y espalda, y que sabes a ciencia cierta (porque las pruebas primavera tras primavera) que los milagros no existen y que no todos tenemos el mismo cuerpo. Y quién se resiste ante esa crema carísima que publicita una adolescente y promete dejarnos la piel como el culito de un bebé, y que aunque usemos religiosamente no obrará el milagro ya que todos nuestros enfados y risas se van reflejando en nuestro rostro.

Y yo pienso que, queramos o no, todos estos estereotipos entorno a la mujer con los que nos machacamos de la mañana a la noche nos influyen y así es muy difícil aceptarse, quererse y mimarse. Y por eso me encanta pasearme de blog en blog y ver la diversidad de mujeres que hay: chicas altas, bajas, delgadas, con curvas, adolescentes, maduras y de todos los rincones del mundo, como la vida misma !!!

19 comentarios:

Andrea Cuesta dijo...

Fabuloso!

noelia dijo...

Amén!me encanta el artículo y tu post.
bikiñosss!!!

Lulux dijo...

Cuando el peor insulto es decirle a una mujer "fea" me hace pensar en que el mundo (mujeres y hombres incluídos) piensan que la mujer vive demasiado pendiente de su imagen y que con esa palabra le darán donde más nos duele.
Aceptarse es un trabajo arduo, tal como lo has dicho nos bombardean con una imagen irreal de una mujer que no hace la tarea más fácil.
Que bueno que comprtas ese artículo con todas/os.

Besitos
☺☺☺

INTERsexCIONES dijo...

No sabes lo que me ha encantado tu entrada y tu blog en general. Genial, genial, genial.

Además totalmente cierto: un insulto sobre el físico- y el día se va a tomar por saco.
El problema somos nosotras mismas. Porque, si te fijas, también nos insultamos de esta forma. Y algunas de nosotras ( muchas) creen que gracias a su estupendo físico lo consiguen todo. Y lo peor? Que lo consiguen ( porque en esta parte ya entran los hombres).

Anda, de esta no saldremos jamás.

nisidrin dijo...

Un articulo muy bueno, me ha gustado y me ha hecho pensar

Je Suis Coquette dijo...

me ha gustado mucho el post de hoy..es verdad...a cualquiera aunque lo niegue le afectan los comentarios sobre el físico..sino a corto plazo a la larga..estamos tan bombardeados de estereotipos que no apreciamos lo que somos..y anhelamos una belleza irreal..si echamos la vista atrás la moda bien pedía otros canones..donde la mujer tenía curvas y no era tan delgada, donde no creo que la celulitis fuera algo tan antiestético..y promocionado entre cremas y clínicas...la autoestima tiene sus enemigos pero siempre podemos ponernos una coraza jejej


Un saludo

Besetes

SISTERS AND DRESSES dijo...

Curioso el ejemplo, muy curioso... pero totalmente cierto.
Nos falla la autoestima yo creo que, generalizando, más que a los hombres. Y no será porque no desarrollemos infinidad de tareas y seamos tan válidas como ellos...
Pero es que , en realidad, hombre y mujeres NO somos iguales... ellos tienen su Talón de Aquiles y nosotras el nuestro.
Lo que si es totalmente evitable es que esos estereotipos sean repetidos machaconamente una y otra vez por los medios y utilizados en beneficio de intereses comerciales.

V*

isabel dijo...

Has dicho!!
Muuuuuaaakkssss.

nee* dijo...

Muy interesante. Pero pensaba que el insulto que creían peor y el más usado era otro, la famosa zorra y derivados, con todo el perdón para el animalito en cuestión que me parece una monada con el pelaje tan bonito que tiene.
Como he leído en otros comentarios, coincido en que lo dicen pensando en que es dónde más duele, metiendo el dedo en la llaga de las inseguridades.
Es lamentable que sea así, pero el mundo es el que es, y si la sociedad no cambia ni un poquito, creo que en el fondo es culpa de misma sociedad que no le parece tan mal las cosas como están, y que no hace el mínimo intento por cambiarlas, aunque siempre hay excepciones.
Desgraciadamente para la sociedad actual, las mujeres seguimos siendo en muchos de los casos meramente un complemento del hombre. Además si eres guapa no se te toman en serio porque según ellos tienes que ser tonta, y si eres fea tampoco se te toman en serio porque creen que eres una descuidada. Creo que no se trata de estética, se trata al fin y al cavo de que a las mujeres las consideran inferiores, y está costando mucho cambiar esa imagen, por suerte cada día hay más excepciones. Esperemos que un día dejen de ser excepciones para convertirse en la norma.

besos y perdón por el rollo que he soltado:P

Ñ dijo...

Yo lo lei cuando salió publicado en la revista del Mundo y también me dejó huella.
Parece increible que algunas palabras tengan tanta fuerza.
Feliz fin de semana

Karen dijo...

Todo verdad, verdad y verdad. Has leído la mente de todas y cada una de nosotras y lo has plasmato magistralmente. Enhorabuena por tu post.

Olly dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
Feliz fin de semana.
Musus

Lorena dijo...

Jajaja, como me has hecho reir.
Me encantó....
Creo que lo que peor le puede hacer sentir a uno, sea cierto o no es que le digan fea, gorda y BRUTA.

Black Widow dijo...

Muy buen artículo,genial

Uno más! U_U dijo...

Me gusto el articulo, y me parece q tienen razon una de las cosas q mas nos puede afectar es eso. y que se metan con nuestras inseguridades, q solo las tenemos por los estereotipos de perfeccion q existen.!

olalla dijo...

Genial y real, a veces de todas maneras nuestras peores enemigas somos nosotras mismas, tenemos que aprender a querernos un poquito más. Besos y muchos piropos, ja, ja!

Pirotessa dijo...

Totalmente de acuerdo.
Que hagan apología de las mujeres reales, de una vez!!

http://pirotessasblog.blogspot.com/?spref=fb

Jewel Sytle dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo.

Un beso.

María E. dijo...

Hola, chicas!

No he podido menos que comentar, al ver este artíclulo en vuestro blog, que a mí tb. me llamó mucho la atención cuando lo leí en H&M.

Resulta paradójico que una palabra que suena tan infantil, que ni siquiera llega a ser un insulto, pueda afectarnos más que otras mucho más fuertes.

Al leerlo, me viene a la cabeza un texto que leí sobre la fiebre que lleva despertando en las niñas desde hace un tiempo la serie sudaméricana "Patito". El artículo comentaba que a pesar de las múltiples cualidades de Patito, todas las niñas preferían ser Antonella, simplemente, porque era guapa.

Y luego nos extrañamos de que un "fea" nos deje con la autoestima moribunda durante unos días.

Tal vez deberíamos empezar a darnos cuenta de que la verdadera belleza es el atractivo, y no la mera belleza física. Y el atractivo nace de la inteligencia, del sentido del humor, de "tener las cosas claras". De cuidarnos saludablemente, sin dejar de querernos. De creernos un poco aquello que decía Sarah Drewe en "A little princess" de que todas las mujeres somos princesas.

Os dejo con algunas imágenes de la película. Besos a todas.

http://www.youtube.com/watch?v=E_zW4QdGDC8